5 claves para conseguir un entrenamiento perfecto

Algunos consejos que te serán muy útiles cuando llegues a tu gimnasio

Para lograr un entrenamiento perfecto necesitamos estar en una búsqueda constante de mejoras. Puede parecer complicado, pero con el paso del tiempo descubriremos que se trata de una evolución continua.

Lo ideal en estos casos es mantener una actitud positiva y buscar la forma de solventarlos. Así, nuestro entrenamiento será más eficaz y beneficioso. Por otra parte existen diferentes rutinas de entrenamiento. En esta ocasión te vamos a contar cuáles son las claves para conseguir el entrenamiento perfecto.

Respeta los tiempos

Cada ejercicio tiene establecido un número de repeticiones o una duración marcada en un espacio de tiempo. Si en tu caso esas repeticiones han sido establecidas por tu entrenador o monitor, te recomendamos que no las sobrepases -a no ser que él o ella lo hayan especificado de dicha forma-.

Recuerda que nuestro cuerpo necesita recuperarse de la actividad realizada, así que procura hacer esas pausas.

entrenamiento perfecto

Crea un horario y cúmplelo

Quizás sea lo más complejo, pero también lo más básico a la hora de entrenar.

Aunque sea complicado (horario laboral, cuidado de la casa, hijos, etc.) lo ideal es que acudamos siempre que se pueda a la misma hora. Cada persona es más activa en unas horas determinadas, así que si puedes acudir a tu gimnasio en dicho momento del día, conseguirás alcanzar los máximos beneficios.

Esto nos va a permitir conseguir una rutina que con el tiempo convertiremos en un hábito y dejemos de verlo como una obligación.

Respeta con las pausas establecidas

Hacer pausas entre repeticiones o en los cambios de ejercicio se convierte en algo esencial. Así, evitaremos que nuestros músculos se sobrecarguen y podremos continuar durante más tiempo con nuestro entrenamiento. No caigas en la falsa creencia en la que descansar es sinónimo de debilidad, porque no lo es en absoluto.

Recuerda que la pausa entre ejercicios es mayor que en las repeticiones. Puedes aprovechar ese tiempo de descanso para preparar la siguiente máquina, pero recuerda hacerlo de forma tranquila. Antes de continuar con tu ejercicio bebe mucha agua, hidrátate y libera la tensión que has adquirido en la máquina anterior.

En caso de no tener tiempos o pausas establecidas, consulta con tu entrenador personal.

Céntrate en el ejercicio que estás haciendo

Puede parecer lógico, pero es un error bastante frecuente. Cuando pensamos en el resto de ejercicios que nos quedan por hacer, inconscientemente nuestro rendimiento baja. Nos hace desatender el ejercicio que estamos realizando e incluso sentirnos pesados y desmotivados.

Un buen truco para evitar esto es llevar la tabla de ejercicios contigo, así no tendrás que estar recordándola. Otra estrategia sería cambiar el orden de los ejercicios, de modo que no sepas cuál viene a continuación hasta que no hayas acabado con ese. Así podremos dar lo mejor de nosotros mismos.

entrenamiento perfecto

Haz una preparación previa y posterior al entrenamiento

Preparar los entrenamientos es muy importante, evitar lesiones pasa principalmente por la preparación de la sesión. Empezar con un calentamiento progresivo y que toque todos los grupos ayuda a un desarrollo mejor de la sesión.

Comenzar con movimientos suaves e ir aumentando la intensidad paulatinamente hace que los músculos se preparen y pueden dar el máximo rendimiento. Para finalizar la sesión, el proceso se basará en estiramientos, empezando por los músculos usados más recientemente y pasando por todo el cuerpo. Con esto conseguimos que vuelvan a su posición inicial y no se mantengan en tensión.

Mantén la intensidad en toda la sesión

Empezar muy fuerte y venirse abajo con el paso del tiempo no vale de nada. Lo importante es marcarnos un ritmo y saber mantenerlo. Con ello trabajaremos todos los músculos por igual y sin crear zonas más débiles.

Lo ideal para este tip se basa en comenzar con una intensidad adaptada a nuestra forma física y comenzar a subir paso a paso, pero siempre siendo constante. Es recomendable iniciar con un ritmo más bajo de lo normal para aprender a mantenerlo y cuando conseguimos mantenerlo, será el momento de comenzar a incrementar la intensidad.

entrenamiento perfecto

Evita la monotonía

Para evitar caer en la monotonía se pueden combinar entre sesiones de puro gimnasio con clases y entrenamientos personalizados. Alternar diferentes modalidades hace que no perdamos la motivación y cambiemos la rutina.

En numerosas ocasiones las clases son muy variadas y van alternando diferentes prácticas para sacar lo mejor de cada uno. Estas clases combinadas con un entrenamiento personalizado por un profesional son los mejores profesores para aprender a realizar los ejercicios correctamente.

entrenamiento perfecto

Como ves hay muchos consejos para que tu rendimiento sea del 100%. Como siempre te decimos, consulta con los monitores de tu gimnasio o con tu entrenador personal para que te ayude a sacar un máximo rendimiento.

SUBIR

For the moment our website is still not witten in English, We'll take care of that as soon as possible. Meanwhile please contact us, we will be very pleased to infrom you about all of our services.

Thank you for contacting us 

Your message has been sent