8 razones por las que no debes saltarte una sesión de entrenamiento

Descubre qué es lo que realmente sucede cuando no vas un día al gimnasio

¿Se te pasa por la cabeza faltar a tu entrenamiento? ¿Desmotivado y no tienes ganas de ir a entrenar? Pues deberías… Cuando te ocurra esto ponte a entrenar 10 minutos, si a los 10 minutos sigues sin ganas de entrenar es mejor que lo dejes para otro día. Pero en la mayoría de casos serás capaz de terminar tu ejercicios y disfrutar de tu entrenamiento.

Supongamos que estás en uno de esos días en los que las ganas de entrenar han desaparecido completamente y no encuentras ninguna motivación para ello vamos a presentarles 8 razones por las que no debes saltarte tu sesión de entrenamiento.

Elimina el estrés y malas vibraciones

Si una de las razones por las que no te apetece ir es por llevar un mal día, el ejercicio puede ser tu mejor aliado. Hechos científicos demuestran que realizar ejercicio físico libera del estrés, elimina la tristeza y el malestar… al menos por unas horas.

Sin duda, eliminar las malas vibraciones después de un mal día no tiene precio y pocas cosas podrán darte los resultados del gimnasio.

elimina estrés

Te acerca un poco más hacia tu objetivo

¡Cada día cuenta! Y cada día te acerca un poco más hacia tu meta: llegar al peso deseado, tener un cuerpo 10, mejorar tiempos, etc.

No importa si tu objetivo es a corto, medio o largo plazo: tienes que sacar lo mejor de ti. Lo más importante es tener constancia. Demuéstrate a ti mismo/a de lo que eres capaz.

Ofrece tiempo para evadirte y pensar

Las endorfinas hace que se tomen decisiones más positivas. Está demostrado que la producción de endorfina ayuda a ver las cosas de forma más optimista y es por ello por lo que muchas personas prefieren realizar ejercicios antes de tomar una decisión.

Otra opción es ir a realizar el entrenamiento y desconectar de los problemas y situaciones cotidianas que producen estrés.

consecuencias de no ir al gimnasio

Amplía tu círculo de personas

Al ir al gimnasio conoces personas nuevas y compartes nuevas vivencias. Esto puede hacerte desconectar de tu círculo más cerrado de personas y disfrutar de las cosas que por rutinas las habías obviado.

En el gimnasio no todo tiene que ser para desconectar, también puede ser para conectar y conocer a personas con las que compartir el entrenamiento hacer ejercicios de dos y hacer unas prácticas más dinámicas.

Ayuda y protege a tu corazón

Cada sesión de entrenamiento es un pasito que se da a favor de proteger nuestro corazón del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en el futuro, eso sin mencionar el lujo de subir las escaleras de la casa cuando se estropea el ascensor y no morir en el intento.

Junto a los problemas cardiovasculares, realizar ejercicio físico reduce drásticamente las posibilidades de sufrir un ictus cerebral, gracias a la mejora de la circulación.

Consecuencias de no acudir al gimnasio

Cuida tu cuerpo por dentro y fuera

Todos sabemos lo cansado que es estar pensando constantemente en que debemos comer, cuándo y cuánto debemos entrenar… Para desconectar de ello, no lo pienses y entrena. Esto hará que esa vocecilla de la conciencia se calle y solo tengas que preocuparte de esforzarte al máximo en tu entrenamiento.

Muchas veces la gente no consigue realizar correctamente el ejercicio porque ya están pensando en el siguiente y no pueden realizarlo como debería. Para ello lo mejor es llevar el plan de entrenamiento físicamente y solo leer el ejercicio que vas a hacer sin tener que recordar el siguiente.

Ser un ejemplo para los tuyos

Y no solo para los demás. En muchas ocasiones, nosotros somos nuestro propio -y mejor- ejemplo. Si eres constante e incluyes al deporte como parte de tu vida, probablemente habrá amigos y familiares que se unan a ti.

Una buena técnica para conseguir que entrenen contigo es hacerles ver que no van a realizar los ejercicios solos. Los comienzos son difíciles, pero la constancia siempre tiene su recompensa.

ser un ejemplo para los tuyos

El entrenador personal

Muchas personas no pueden mantener una rutina de entrenamiento por cuestiones de tiempo o movilidad. Para esas personas que tienen horarios más difíciles y no se adaptan bien a los cambios con su entrenamientos, necesitan de un entrenador personal que vaya a donde se encuentren para realizarle una clase personalizada y con la que disfrutar del entrenamiento cada momento de la sesión.

Estar lejos del gimnasio o no tener tiempo para ir ya no es excusa. Además tener un entrenador personal son todo ventajas, así que no lo dudes y apúntate a disfrutar del entrenamiento. Este entrenador puede realizar tus rutinas de ejercicios en tu casa o en la oficina pero también puede acompañarte durante tu entrenamiento en el gym, así que no dudes en contar con la ayuda de un profesional.

Qué pasa si me salto el entrenamiento

Estar lejos del gimnasio o no tener tiempo para ir ya no es excusa. Además tener un entrenador personal son todo ventajas, así que no lo dudes y apúntate a disfrutar del entrenamiento. Este entrenador puede realizar tus rutinas de ejercicios en tu casa o en la oficina pero también puede acompañarte durante tu entrenamiento en el gym, así que no dudes en contar con la ayuda de un profesional.

SUBIR

For the moment our website is still not witten in English, We'll take care of that as soon as possible. Meanwhile please contact us, we will be very pleased to infrom you about all of our services.

Thank you for contacting us 

Your message has been sent